Etiquetas para una vida…

Etiquetas de una vida:

Serparido.
Crecer.
Serequerido.
Querer
…………Amar.

Escucharos, hablar,
respetar.

Compartirme, descubriros,
aceptar.

Cuidarte. Protegernos.
PELEAR!!

Rozarte. Tocarme. Acariciar.
Follarte, querernos, … Y…. Otravezamar

Soñar, temblar, estallar, llorar, reír, volar… otravezsoñar.

Y OTRAVEZVOLAR!!!!!

y sufrir, y aprender, y tropezar,
y doler, y joder, y perdonar
Y dejarseelalmaporti
y sentirtuabrazoenmi.
….
Etiquetas de una vida
O simplemente….. #VIVIR!!!!!!!

P.D.
Le dijo,
gritándole,
a la vida:
– “No me sueltes!!!!!!”
y como un aliento de vida misma
– “…No lo haré.”
le contestó ella.

©Piedad Asensio

Todas las Fotografía de Pixabay

Puta Inspiración…

Me he “cansado de escribir”.

Bonito eufemismo para decir que mi musa ha debido de ponerme los cuernos con cualquier pardill@, más joven y expresiv@ que yo.

Mi amiga dice que no se debe llamar puta a la inspiración, que como se mosquee, verás!!
Pero,
Por qué ha desaparecido sin decirme dónde iba…??
Si yo nunca fui celosa!!!
Con mi chispita de inspiración al día me sentía viva.
No necesitaba largos romances, ni fidelidad eterna. Con un polvo de vez en cuando, ya era feliz….
Me conformaba con ese poquito… Pero nada… Se ha ido. Y me ha dejado aquí tirada…

Ay… Mi loca inspiración, mi musa, … Anda, vuelve un día… Échame un polvo rápido, de esos lleno de letras y estremecedores silencios.
Deja que te mire, y mis palabras describan la maravilla de tu ser. De tu estar…

Vuelve!!
y deja
que vuelva a ser feliz
haciéndolo contigo una vez más.

No tardes, vale? Que te espero.
Un beso

©Piedad Asensio
Fotografía de Pixabay

Palabras de la calle (Reflexión III)

Me gustan las frases de los mayores… Esa cultura popular que muchas veces nos pasa desapercibida…

“Y si lluve, que llueva de verdad,… pero sin hacer daño…”

Se puede decir más con menos palabras???

Después de esta sequía que nos está asfixiando los campos y matando embalses.

Y luego un marraneo de gotitas o una lluvia torrencial que destruye casas y campos.

…..Y a todo esto arrastrando sus pies y su bastón hacia la puerta de la cafetería.

©Piedad Asensio
Fotografía de pixabay