Ven…

·      ¡ Ven!!.

o    ¿Qué quieres???… No hemos tomado el café…?

·       Ven…….

o    ¿Dónde?

·       ¡Aquí!. Entre mis piernas…

o    ¿Estás loca???!!!

·       Nop…  ¿y tú?… ¿Estás loco?

o    No!.

·       Entonces ven…  ¿no quieres perder esa cordura?
….

Él, sumergiéndose en su sexo, contesto:

o    Sip…

© Texto y fotografía Piedad Asensio

Anuncios

qué Ocurre…

No sé qué ocurre.
…Qué me ocurre.

Siento mi “yo” mutando.
casi como si mi ADN se estuviese modificando.

Alguien ha tomado el control de mi mente,
y lo peor es que creo que sigo siendo yo.

Un ser nacido de las sombras me recuerda que él también existe.
Mi cuerpo convulsiona al choque de dos titanes,
y pierdo el control sobre él.

Una extraña energía crece dentro mi…
Quiere salir!!!!!
Reventar este cuerpo débil que la sustenta
y que se retuerce cada vez más fuerte. Más rápido.
……

Sus manos sujetando mi cabeza y su boca diciendo: “Mi niña!!! Qué te pasa??!!!” me despiertan.
“…No lo sé” contesto.

Por dentro pienso: “Sí lo sé, pero ….”

Intento sonreír.

… Quizás un día deba decidir si acabar con ese yo
aunque  sea acabar con los dos….

©Piedad Asensio
Fotografía de Pixabay

Verdades a Destiempo…

A menudo su madre le hablaba de cosas que ella no entendía… Historias ambiguas que se movían entre el hoy y el mañana, la alegría y la tristeza, la vida y la muerte…

La pequeña las consideraba parte de sus locuras y, como tales, las ubicaba en la mente, en el mismo lugar que los cuentos contados al anochecer.

El tiempo pasaba …y poco a poco, esas “otras realidades”, esas mentiras verdaderas, se fueron haciendo momentos de su vida…

Y entonces se dio cuenta de que aquellas conversaciones no eran locuras, sino verdades a destiempo, advertencias de los adentros del corazón. Pensamientos de lo profundo que, aunque no lo sabía, siempre fueron de ellas dos.

…Y la amó como el ser que nunca supo ubicar pero lleno de un amor que la marcó para siempre. La amó por lo que siempre había sido… aunque ya, no podía decírselo.

© Texto y foto Piedad Asensio

hoy te he visto…

Hoy te he visto y he querido escribirte.
Escribirte y decirte: “hoy te he visto…!!”
He querido gritarte para abrazarte y decirte:
“Te he visto!!!.”

Pero un golpe bajo de nuestras asfixiantes realidades,
una puñalada trapera de la verdad y la certeza
me ha dejado sin aliento.
Me ha secado la garganta.
Le ha gritado a mi cerebro:

“Déjalo, no lo hagas!!.
Ya a nadie importa.

A nadie conmueve que le hayas visto.
…que tú hoy, lo hayas visto.

©Piedad Asensio
Fotografía de Pixabay