Cansada…

Cuando las fuerzas se agotan,
se te apagan.
Las sepultan….
Cuando ya no puedes más
y solo queda aliento para un ansiolítico más…

Entonces….
Pasa por delante ese instante.
Ese momento… Un segundo.
Trae volando una mirada
O quizás una canción
O la no menos extraña alegría de resolver la ecuacion.

Llega tu dedo a mi espalda.
Y mi mano a tu bragueta?.
Y otra vez esa canción…

Entonces el chute es bestial!!
Y vuelves a creer en algo:
que puedes comerte el mundo!!!!
O al menos ese trocito
que te está dando por culo.

Y hacerlo mierda (literal)

Y te tomas una cerveza…
Y dejas que la luna te sienta
bien cargado de energía.

Y mañana?…

Mañana será otro día.

©Texto Piedad Asensio
Fotografía de Pixabay

Calor sofocante… (38 grados a la sombra)

El calor aprieta incluso aquí… bajo el bosque artificial de álamos.

Sus hojas tintenean al ritmo de la brisa.

Corro entre sus troncos perfectamente alineados
y el aire, unos grados menos sofocante bajo su sombra, me roza rápido la cara.

Pienso que tal vez así,
sentiré algo de fresco.

Al volver no puedo evitar meter mis pies en el río.
Está frío y agradable…

Adiós zapatos!!! Esperemos que aguanten hasta casa…

Pero…

qué otra cosa podía hacer bajo este calor sofocante…??

©Texto Piedad Asensio
Fotografía de Piedad Asensio

Presente…

Sólo quería de ti un regalo
Pero no se ha dado el caso
Sólo un regalo.

Con tu simple presencia, lo sabes,
me hubiese bastado

Y es que,
solo quería un regalo:

Que hoy, hubieras estado a mi lado.
…..
Pero….
no ha pasado.

Reflexión….
Creo que ayer descubri por qué llaman “presente” a los regalos… quizás hubo un tiempo en el que, que nuestras personas queridas estuviesen “presentes” era el mejor regalo.

©Texto Piedad Asensio
Fotografía de Pixabay

La vejez (por Cienfrases después de una noche de sábado.)

Qué es la vejez…??

La vejez es pensarse dos veces si tomarse la ultima o no.
… Y no tomársela.

La vejez es querer sentarse delante de un papel en blanco a sacar lo que tienes dentro, a las dos de la mañana
y no tener fuerzas para hacerlo de tan cansada….

Pero tambien asomarse al balcón y decirle a la luna
“que buena gente encontré en mi camino”
….

Y entonces
piensas…
“no es tan malo hacerse viejo…”

©Texto y fotografía Piedad Asensio